Invitado
Miembros : 0
Invitados : 8
Total : 8
Visitas Totales : 877257

SANIDAD CANINA

* Problemas Dermatológicos

Terapia Antimicrobiana Tópica en Dermatología

Ralf S. Mueller, Eric Guaguère
Catedrático, Dr. med. vet., DipACVD, FACVSc, DipECVD.
Doct.Vet.,Dip.ECVD,DESV DV.
 
La terapia tópica raramente constituye el único medio requerido para el tratamiento de infecciones cutáneas y, con frecuencia, se usa en combinación con la terapia antimicrobiana sistémica. Para lograr la remisión de los síntomas es necesario no sólo elegir correctamente el producto tópico, sino explicar al propietario la manera adecuada de aplicarlo.


Los agentes antimicrobianos pueden aplicarse a la piel en toda una variedad de formulaciones: champú, gel, crema, pomada y enjuague. Por lo general, los champús son los más usados, porque las lesiones de pioderma suelen estar, normalmente, muy extendidas y el denso pelo de los perros impide la fácil aplicación de otros tópicos directamente sobre la superficie cutánea y, además, los perros tienden a lamer las aplicaciones tópicas. Sin embargo, las cremas o las pomadas pueden ser útiles en la pioderma localizada. Debería recordarse que restablecer la piel a su estado de salud normal podría llevar semanas o meses de tratamiento.

Agentes antibacterianos

A continuación se describen las características de los principales agentes antibacterianos utilizados en la terapia tópica dermatológica veterinaria.

Clorhexidina
La clorhexidina es el antiséptico más usado en dermatología veterinaria. Se trata de un antiséptico sintético con una actividad antibacteriana y antifúngica de amplio espectro. Es eficaz contra la mayoría de las bacterias Gram (+) y Gram (–), con la posible excepción de Pseudomonas y Serratia. Combina un efecto rápido con una buena actividad residual de al menos 24 horas. Los efectos adversos de su uso son mínimos. La clorhexidina no es irritante ni tóxica y rara vez es sensibilizante.

Forunculosis interdigital. La mupirocina es un antibiótico con un modo de acción exclusivo. Sus indicaciones son: abscesos interdigitales recurrentes, piodermas de punto de presión y acné de la barbilla. Se recomiendan dos aplicaciones diarias.

Los champús que contienen un 2% o un 4% de clorhexidina son eficaces en animales con exceso de Malassezia y como terapia complementaria cuando se combinan con antibióticos para piodermas superficiales (impétigo, foliculitis, sobrecrecimiento bacteriano) y profundas (acné, forunculosis, celulitis). Algunos champús contienen clorhexidina en combinación con miconazol o ketoconazol. Estos champús vienen indicados para tratar el sobrecrecimiento bacteriano y de Malassezia. Los champús de clorhexidina se utilizan inicialmente de dos a tres veces por semana; después se reduce la frecuencia basándose en la mejoría clínica. Las aplicaciones diarias de lociones de clorhexidina están indicadas en los intertrigos.

Peróxido de benzoilo
El peróxido de benzoilo es un agente antibacteriano muy eficaz. Libera oxígeno a la piel y los radicales del peróxido de benzoilo producen cambios de permeabilidad o, incluso, ruptura de las membranas bacterianas. El peróxido de benzoilo es también queratolítico, antiprurítico y desengrasante. En algunas formulaciones se utiliza el azufre en combinación con el peróxido de benzoilo para incrementar el efecto queratolítico. El peróxido de benzoilo reduce la actividad glandular sebácea. Se ha demostrado que el efecto antibacteriano a concentraciones del 2,5-5% persiste durante 48 horas, incluso en condiciones óptimas para el crecimiento bacteriano.
Los efectos adversos no deseados, como el eritema, la sequedad cutánea, el dolor y el prurito, no son inusuales. Como resultado de su actividad desengrasante, el peróxido de benzoilo puede producir sequedad en la piel y, ocasionalmente, irritación, especialmente en perros con dermatitis atópica. Se aplica una o dos veces semanalmente y tiene que ir seguido de un aceite de aclarado emoliente para el baño o alternado con un producto menos desecante. El peróxido de benzoilo se comercializa también como gel al 5% usado en piodermas localizadas, tales como el acné de la barbilla y piodermas de punto de presión.

Productos de yodo
El yodo es un excelente agente bacteriano y fungicida. Es liberado lentamente a los tejidos y no se ve afectado por los detritus orgánicos. Los efectos duran 4-8 horas. La povidona yodada también tiene una ligera actividad desengrasante. La povidona yodada se encuentra en un 2% de las formulaciones de lavado y de champú. La polihidroxidina 1% (xenodina) tiene una mayor eficacia contra las bacterias Gram (–) que las soluciones de povidona yodada.
Los efectos no deseados asociados con el uso del yodo incluyen: irritación (escroto, oído externo), sequedad cutánea y manchas en perros de pelo claro. Los productos de yodo se usan para piodermas superficiales y para proliferaciones de sobrecrecimiento bacteriano y de Malassezia.

Lactato de etilo
El lactato de etilo es un agente antibacteriano que penetra rápidamente en los folículos pilosos y las glándulas sebáceas donde es hidrolizado por las lipasas bacterianas a ácido láctico y etanol. El ácido láctico libre reduce el pH cutáneo. Esto inhibe las lipasas bacterianas, produciendo así una actividad bacteriostática. El etanol solubiliza las grasas y reduce las secreciones sebáceas. Se han aislado bacterias patogénicas a partir de lactato de etilo, lo cual demuestra que este champú permite el crecimiento bacteriano.
Raramente se producen efectos adversos no deseados con lactato de etilo, e incluyen eritema y prurito moderados. El champú de lactato de etilo a una concentración del 10% se utiliza en piodermas superficiales.

Fitoesfingosina
La fitoesfingosina es un constituyente de las ceramidas y contribuye a la cohesión del estrato córneo. Sin embargo, inhibe la colonización e infección cutáneas predominantemente de las bacterias Gram (+). La fitoesfingosina se incorpora a los champús y lociones antisépticos junto con la clorhexidina, el hinokitiol, el ácido salicílico, el azufre y la lipidura C. Estos champús son útiles para los defectos de cornificación con infecciones secundarias.

Piroctona olamina
La piroctona olamina es un compuesto que se usa en la actualidad para tratar los trastornos relacionados con Malassezia en los seres humanos. Se ha demostrado una amplia actividad in vitro contra los principales patógenos veterinarios, incluyendo estafilococos y levaduras.
La piroctona olamina (0,5%) se incorpora en diversos champús junto con lactato amónico (10%). Recientemente, un estudio confirmó su eficacia in vivo para reducir los signos clínicos y controlar la proliferación microbiana asociada con los trastornos de la cornificación en perros.

Triclosan
El triclosan es un agente bifenol bactericida del que se informa que es eficaz contra los estafilococos resistentes a la meticilina en los seres humanos, pero parece ser menos eficaz en perros que el peróxido de benzoilo como agente profiláctico contra Staphyloccus intermedius. No es eficaz contra Pseudomonas spp.
Existe un champú antiseborreico con un 0,5% de triclosan y ácido salicílico y azufre que es útil en los defectos de cornificación con infecciones secundarias.

Mupirocina
La mupirocina es un antibiótico con un modo de acción exclusivo. Una concentración del 2% de mupirocina es bactericida en 24- 48 horas para la mayoría de las bacterias Gram (+), especialmente Staphylococcus spp. Su actividad contra bacterias Gram (–) es más variable. Pseudomonas spp. es particularmente resistente a la mupirocina. La absorción percutánea de la pomada al 2% es muy baja. En los perros se ha demostrado que la mupirocina requiere un contacto de al menos 10 minutos con la piel para ser activa.
Los efectos adversos son mínimos. Las indicaciones son abscesos interdigitales recurrentes, piodermas de punto de presión y acné de la barbilla. Se recomiendan dos aplicaciones diarias.

Otros antibióticos
Se comercializan otros muchos antibióticos para su aplicación tópica. Las pomadas que contienen neomicina, bacitracina, polimixina B y/o ácido fusídico son las que se utilizan con mayor frecuencia. Los efectos adversos son variables. La neomicina puede inducir una sensibilización alérgica. Muchas de estas formulaciones también contienen glucocorticoides y sus indicaciones están limitadas principalmente a la dermatitis piotraumática, a la dermatitis de pliegues cutáneos y a la otitis externa.

Recomendaciones generales para la terapia antibacteriana tópica

Para producir el efecto terapéutico deseado, los agentes antibacterianos deben estar en contacto con la piel durante el periodo de tiempo prescrito. Para la mayoría de los productos se recomienda un tiempo de contacto de 5-10 minutos. Particularmente en la terapia con champús, se debería animar a los dueños a cronometrar la duración del baño, de manera que se asegure la duración adecuada de contacto. Para hidratar apropiadamente el estrato córneo, el champú deberá usarse durante al menos 10-15 minutos.

 

Foliculitis superficial caracterizada por pápulas eritematosas en el tórax de una hembra mestiza de 15 años de edad. El champú de lactato de etilo a una concentración del 10% se utiliza en piodermas superficiales como ésta. Si el tiempo de contacto es demasiado corto y los baños son demasiado frecuentes, esto conducirá a la deshidratación de la capa córnea, sequedad de la piel y una disminución en la función de barrera de la piel. Muchos problemas asociados con el cumplimiento del dueño se deben a unas instrucciones incompletas. Las instrucciones de utilización de estos productos deben explicarse claramente durante la consulta y, adicionalmente, se deberían escribir o dar al cliente unos apuntes previamente preparados para que ellos puedan consultarlos después. En perros de pelo largo o denso con piodermas profundas, se deberá recortar el pelo antes de aplicar los lavados de agua caliente y los baños de hidromasaje.


Los champús antisépticos serán necesarios, por lo general, dos o tres veces a la semana hasta que la infección esté bajo control. La terapia antibacteriana tópica es un elemento importante en el control de piodermas superficiales y profundas recurrentes. Es muy útil cuando se usa profilácticamente para disminuir la severidad y frecuencia de una infección recurrente. En la mayoría de los casos de piodermas recurrentes crónicas, los champús antibacterianos deberán usarse al menos una vez a la semana. La aplicación del champú deberá ir seguida de un aclarado a fondo para reducir los efectos no deseados, tales como irritación, eritema, prurito y escamas. La duración media del aclarado debería ser de 5-10 minutos.





Crianza Canina
Derechos Reservados |www.crianzacanina.com|